1. |
  2. Sectores
  3. |
  4. Industria química y farmacéutica
Pharmaceutical / chemical industry

Industria química y farmacéutica

La industria química y farmacéutica se enfrenta a una atemperación específicamente optimizada de componentes de planta, reactores, recipientes de doble pared, extrusoras y otras instalaciones de complejidad similar. Con frecuencia, estas tareas se solventan con costosas instalaciones especiales, como sistemas de vapor. Esto no tiene por qué ser así. Nuestras soluciones para la industria farmacéutica y química se pueden adaptar a cada ámbito de aplicación específico. Nuestro catálogo estándar incluye aparatos con protección contra explosiones, el cumplimiento de precisiones de regulación extraordinarias, saltos de temperatura rápidos y la regulación de rampas.

Industria química: termostatos de proceso de -20 °C a 350 °C

La industria química fabrica productos químicos para otros sectores, como la industria del plástico, la alimentaria, la del automóvil, la de materiales de construcción, etc. En general, todas las industrias que solo se dedican a la transformación de materias primas naturales y a la fabricación de materias primas sintéticas pertenecen a la industria química. Por tanto, esta categoría incluye tanto materias primas inorgánicas y orgánicas y sustancias químicas como fertilizantes, plásticos, productos farmacéuticos y mercancías como pegamentos, gelatinas, colorantes y productos de limpieza.

Tan variados como las materias primas fabricadas son los métodos de producción de la industria química.

En general, estos se dividen en los procesos básicos siguientes:

  • Separación
  • Unión
  • Descomposición
  • Aglomeración y transmisión de calor

Las transformaciones de los materiales se pueden realizar con reacciones químicas, la transformación física de sustancias o la transformación de un elemento químico en otro. Para estas operaciones altamente complejas, ofrecemos un control de la temperatura exacto con un medio portador de calor líquido, como agua o aceite. En el reactor se deben dar condiciones de reacción favorables a nivel de flujo y termodinámica para generar una transformación de los materiales óptima. La mezcla del producto de la reacción requiere una refrigeración o distensión adecuadas para poder seguir usándolo en otras fases de procesamiento.

Las tareas térmicas se suelen solventar en la industria química con instalaciones especiales costosas. Como alternativa a estas soluciones especiales tan costosas, Tool-Temp ofrece atemperadores de eficacia probada, es decir, termostatos de proceso desarrollados para muchas aplicaciones de la construcción de máquinas e instalaciones, que se pueden adaptar a estas tareas de forma rentable.

El rango de temperatura más demandado es de entre -20 °C y +350 °C. Para todo este rango de potencia, Tool-Temp ofrece soluciones estándar que también se pueden adaptar al ámbito de aplicación específico. El catálogo estándar de Tool-Temp incluye aparatos con protección contra explosiones, el cumplimiento de precisiones de regulación extraordinarias, saltos de temperatura rápidos y la opción de la regulación de rampas. Los atemperadores son una alternativa a los caros y complejos sistemas de vapor. Nuestro amplísimo catálogo de aparatos de calefacción y refrigeración incluye soluciones para el desarrollo de procesos, miniplantas, escalado («scale-up»), producción de pequeñas cantidades e incluso plantas grandes con una demanda de potencia calefactora de varios cientos de kW.

Industria farmacéutica: termostatos de proceso de -20 °C a +240 °C

Los procesos de producción para la fabricación de medicamentos incluyen la elaboración, la fabricación, la preparación y el envasado, así como el embalaje y el marcado de los productos. En todos estos procesos se deben cumplir normas e instrucciones estrictas. Para el control de la temperatura de recipientes de doble pared, mezcladoras y reactores, así como para el proceso de embalaje y la limpieza subsiguiente, Tool-Temp ofrece reguladores y termostatos de proceso a medida. Implementamos requisitos como la protección frente a salpicaduras y diseños íntegramente de acero inoxidable, e instalamos las conexiones con la interfaz en un puesto de mando centralizado. Hemos creado una gama de aparatos específica para la atemperación de recipientes de doble pared y reactores. Esta regula los rangos de temperatura de -25 °C a +240 °C directamente a partir del producto del fabricante. Los aparatos están dimensionados con la máxima seguridad de proceso. Además, están equipados con una regulación de la presión para no dañar los recipientes y con un indicador de caudal digital. La vigilancia de la temperatura de alimentación y retorno es para nosotros un elemento indispensable en estos exigentes procesos de fabricación.

Soluciones rentables y aparatos específicos para cada cliente gracias a la eficiente fabricación en serie

Como fabricantes en serie para los sectores más dispares, producimos y almacenamos los productos. Con ello, ofrecemos a nuestros clientes la ventaja de contar con una disponibilidad de envío rápida de los termostatos de proceso. Los aparatos específicos para cada cliente se integran en las series de producción en curso, por lo que se pueden producir de manera rentable y con un tiempo de ejecución rápido.

Estamos a disposición de los clientes para ayudarlos con el dimensionado técnico de termostatos de proceso adecuados.

Industria química y farmacéutica: nuestros conocimientos sobre control de temperatura con termostatos de proceso

Independientemente de si hay que producir pastillas para el dolor de cabeza, grageas para el dolor de garganta o jarabe para la tos, una atemperación precisa es uno de los parámetros de calidad, ya que afecta, por ejemplo, a la estabilidad química y física del medicamento, a la distribución uniforme de la sustancia activa y a su liberación controlada en los pacientes en un periodo determinado. Tener el control de la temperatura en la fabricación bajo control y poder demostrarlo ante las autoridades en todo momento constituye un requisito indispensable para la aprobación de cada uno de los lotes.

Ya sean reacciones químicas o la mezcla de varios componentes, casi siempre se trata de procesos exotérmicos o endotérmicos. Esto convierte el aporte y la disipación de calor en dos de los elementos de control más importantes para una empresa de producción química. Por eso, un refinamiento de este ámbito puede representar una ventaja competitiva decisiva.

La atemperación de reacciones, mezclas, extracciones o cristalizaciones se basa en los conocidos fundamentos teóricos de la termodinámica y la cinética, pero ningún químico está a salvo de sorpresas en la práctica y, por eso, es un alivio contar con la ayuda de expertos en atemperación con experiencia.

Hay muchos elementos que se deben tener en cuenta a la hora de elegir un sistema de atemperación. Estaremos encantados de asesorarlo y recomendarle la solución de calefacción y refrigeración idónea para sus necesidades. Existen diferentes soluciones de atemperación en función de la temperatura de trabajo máxima, la potencia frigorífica requerida, el tamaño del consumidor o el rendimiento.

Nuestro amplio catálogo incluye:

 

  • Atemperadores de agua  / Temperatura máx. 90 °C / Potencia calefactora 9-96 kW
  • Atemperadores de agua a presión / Temperatura máx. 160 °C / Potencia calefactora 9-48 kW
  • Atemperadores de aceite / Temperatura máx. 360 °C / Potencia calefactora 8-144 kW

Para la atemperación de reactores y recipientes de doble pared hemos desarrollado una gama de modelos cuya versión estándar ya cubre casi todos los requisitos que exigen estas aplicaciones.

La gama de modelos incluye tres tamaños:

  • TT-407 Z: potencia calefactora 8 kW                       Contenido del reactor    hasta 50 litros
  • TT-409 Z: potencia calefactora 24 kW                     Contenido del reactor    50-150 litros
  • TT-410 X: potencia calefactora 48 kW                     Contenido del reactor    50-400 litros

Con estos aparatos de calefacción y refrigeración se puede cubrir el rango de temperatura de -20 °C a +240 °C con líquido portador de calor como medio de circulación.
Los aparatos disponen de dos intercambiadores de calor independientes para poder regular este amplio rango de temperatura. Para que se puedan alcanzar temperaturas del rango de -20 °C, la refrigeración 2 debe funcionar con salmuera.

Dispositivos de seguridad exhaustivos: vigilancia de presión
Los aparatos están equipados con tres manómetros que vigilan la presión de las bombas, la red de aire comprimido y el aire comprimido del aparato. El aire comprimido del aparato se ajusta mediante una válvula reductora de presión y el consumo de energía se reduce con la regulación y un consumo de aire comprimido controlado. El indicador permite comprobar el aire comprimido y facilita el ajuste.

Dispositivos de seguridad exhaustivos: vigilancia de temperatura
El regulador digital MP-988 funciona con tres entradas de sensor. Hay un sensor que sirve para regular la temperatura del medio y que toma como referencia la temperatura del producto en el recipiente o la temperatura del aceite en el depósito del aparato. La vigilancia de la diferencia de temperatura entre estos y un punto de medición en la alimentación impide que la superficie del producto se sobrecaliente.

Dispositivos de seguridad exhaustivos: ajuste de la presión de alimentación
La presión de alimentación se puede regular para no dañar el doble revestimiento o el reactor. La velocidad de la bomba se puede ajustar cómodamente en el convertidor de frecuencia y la presión de alimentación se puede leer en la parte frontal del manómetro.

Póngase en contacto con nuestros expertos farmacéuticos y químicos

Más sobre nosotros